Regalos que alegran las tripas

Los mejores regalos vienen de la mano de un amigo. Ideas que se me ocurren: Un masajito en los pies. Una fruta. Un beso. Una nota sorpresa. Un dibujo. Un amanecer. Una piedra diferente. Un paseo a pie en el campo. Una canción. Un abrazo que dure más de 10